Se acelera la suba de casos en Rosario y la ocupación de camas en hospitales y sanatorios

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Se encendieron las alarmas sobre los contagios que crecen en forma acelerada. Una segunda ola para algunos infectólogos, donde los casos crecen de una forma más acelerada que en la llamada primera ola. Sin embargo, esta nueva etapa se genera con el personal de salud cansado y con la esperanza que se acelere la aplicación de la vacuna al personal de salud. Ricardo Cordone de la Asamblea de la Salud Colectiva, analizó que si bien estamos en 500  casos diarios, la aceleración “es más rápida que en el pico de contagios. Además está el cansancio del trabajador de salud”. Y desde la salud privada, la infectóloga Carolina Subirá destacó que alarma la ocupación de camas. “En el sector público la ocupación es del 71 por ciento, 70 en el privado”, precisó y detalló también que en el caso de los sanatorios y hospitales privados, el uso de camas de pacientes covid llega al 42 por ciento.

El resto de las camas ocupadas son por otras patologías y por otro serio problema sobre el que ya esta semana alertó el propio gobierno provincial: el aumento de heridos en accidentes de tránsito. Sólo en diciembre, murieron 47 personas en Santa Fe por siniestros viales. Sobre la vacunación en marcha, calculó que para abril debería estar cubierto todo el personal de salud de Santa Fe para comenzar con el personal de educación y las Fuerzas Armadas.

Ricardo Cordone integrante de la Asamblea por la Salud Colectiva sostuvo en declaraciones a LT8 que “en salud es fundamental anticiparse a que las cosas sucedan”. “Ya lo decíamos en octubre cuando empezamos a autoconvocarnos. Si no se tomaban las medidas que planteábamos la curva iba a subir, por lógica de epidemia”, añadió.

Desde la Asamblea plantearon en el mes de octubre una forma de restricciones para bajar los casos. Se trata del esquema de aislamiento preventivo intermitente, donde por un corto tiempo se disminuye la circulación y luego se procede a aperturas en lapsos más amplios. “Pero no se pudo o no se quiso hacer. Habría que preguntarle a las autoridades que deciden. Hay un principio fundamental en salud: si uno puede predecir en comportamiento social, tiene que hacer algo antes. Hay que anticiparse a que las cosas sucedan”, afirmó.

También analizó la situación actual donde existe un agotamiento social y gente perdió capacidad de cuidado. Y en ese sentido sostuvo que es más efectivo tomar las medidas antes de que eso se produzca. “Hay que construirles la legitimidad social a las medidas y esto debe hacerse entre todos”.

“En general estamos peor que al inicio de la pandemia. La aceleración de casos, si bien estamos en 500 diarios, es más rápida que en el pico de contagios. Además está el cansancio del trabajador de salud. El gran impacto que podemos producir los trabajadores está en la calidad del recurso humano. Tenemos que ser mucho más precavidos y defender el sistema de salud que dio una respuesta extraordinaria. La restricción nocturna está bien pero hay que ser más estrictos. Pero para que la gente pueda dar una respuesta positiva tiene que haber más grandeza en la dirigencia política”, finalizó.

FUENTE: elciudadanoweb.com

MÁS DE santa fe