Argentina aprovecha la tecnología china de reconocimiento facial en la lucha contra la pandemia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

La tecnología de reconocimiento facial china se ha convertido en un aliado en la batalla de Argentina contra la epidemia de COVID-19, ayudando a promover el distanciamiento social y el uso de mascarillas faciales, y protegiendo a los pasajeros del tren controlando la temperatura corporal de los viajeros antes de abordar.

A través de la empresa estatal Trenes Argentinos Operaciones, el Ministerio de Transporte de Argentina lanzó recientemente un programa piloto de dos semanas con el que instaló una tecnología en las entradas de la línea de trenes de cercanías Mitre de Buenos Aires.

“Esta tecnología tiene la capacidad de detectar si una persona tiene síntomas de COVID-19, (como) fiebre y si lleva o no mascarilla facial”, dijo el director de la línea Mitre, Ivan Kildoff.

“Si la temperatura corporal del viajero no es la correcta, no podrán acceder al área de la plataforma para abordar el tren”.

La tecnología suministrada por la empresa china Hikvision utiliza una cámara térmica que permite lecturas de temperatura desde una distancia de 1,8 metros y, a través de análisis de video determina si la persona lleva mascarilla facial.

En caso de fiebre o no llevar mascarilla, las puertas de acceso no se abrirán. Además, la tecnología alerta a un centro de monitoreo si alguien tiene fiebre y enviar su imagen, para que se puedan rastrear los casos.

Después de una prueba de 15 días de la tecnología, los funcionarios apuntan a expandir el sistema a otras líneas de cercanías.

“Si funciona bien en esta (estación), que tiene muchos pasajeros, debería funcionar en las demás”, dijo Kildoff.

La tecnología es parte de una serie de medidas de salud e higiene implementadas por la red de transporte público de la capital, que actualmente está reservada para los trabajadores esenciales.

Hikvision opera en más de 150 países y emplea a unos 25.000 trabajadores en todo el mundo. La compañía vio su negocio tradicional afectado por las restricciones de movilidad durante la pandemia, pero sus ventas se recuperaron al adaptar su tecnología para luchar contra los desafíos de la crisis de salud.

En su batalla contra el coronavirus, Argentina también ha instalado cámaras termográficas fabricadas por la firma china Dahua Technology en autobuses en Buenos Aires.

Argentina había reportado 167.416 infecciones hasta el martes, según un estudio de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos.

FUENTE: People Daily